La refracción

Te guarde en el profundo mar de la agonía, no esperaba volver a encontrarte flotando entre las nubes, volátil como siempre has sido, viajando de un lugar a otro, cambiando de forma, de textura, de olor.

Después de tantos años te veo de frente otra vez, como el demonio que siempre fuiste, burlón, sarcástico, malévolo, mostrando tus fauces, no para devorarme, solamente para  demostrar lo que eres capaz de hacer conmigo.

No se que podría hacer si te atrevieras a lo que mi mente se esta imaginando, o tal vez mi imaginación es mas perversa que tu y crea situaciones que jamas harás. Confusión, solo veo confusión. Caos que ronda impredecible a mi alrededor, como si de tu fiel perro se tratase, y solo siento en la nuca el viento helado de la desesperación.

Escapar es lo que el instinto ansía, al estar frente aquella bestia desfigurada, que me hace dudar si la bestia en realidad lo es, o soy yo quien le da vida al animal que sobrevuela mis pensamientos. O, tal vez, no es la única…

La noche es mortal cuando ves los ojos resplandecientes de miles de bestias, de demonios sin nombre pero de peligro constante, no recuerdas ni siquiera tu nombre, por que es probable que nunca has sabido como llamarte, ni como sentirte o como ignorarte. Lo único seguro es que están allí, en el rincón mas oscuro, en el microcosmos mas retorcido que puedas crear, y de eso no hay nadie que te pueda salvar.

Anuncios

~ por imaoldsoul en febrero 26, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: